chatarras y aparatos electrónicos amontonados

La industria digital genera un 6% de las emisiones de gases del efecto invernadero

Por: Tamara Zylbersztejn

Compartir:

Estos datos surgen de la reciente publicación del libro Depredadores Digitales realizado por el investigador Pablo Gámez Cersosimo, responsable de la organización Naturally Digital.

Computadoras portátiles y de escritorio, celulares, relojes inteligentes, cafeteras, consolas de videojuegos, son productos que se cambian en períodos cortos de tiempo por dispositivos más nuevos dando como resultado que los viejos se olviden rapidamente transformándose en basura electrónica.

En su libro Pablo Gámez Cersosimo, afirma:

“De ser un país, la industria digital sería la cuarta nación con mayor polución del planeta. Se trata de una contaminación ambiental que, al no verla, la relativizamos”.

Según el estudio, elaborado por el programa Sustainable Cycles (SCYCLE) de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) y el Instituto de las Naciones Unidas para la Formación Profesional y la Investigación (UNITAR) solo un 3% de los desechos electrónicos del continente latinoamericano son recogidos y reciclados de manera amigable con el ambiente mientras que no hay registro sobre el 97% restante de los residuos. Esta situación no solo provoca una mayor contaminación en la región sino que también da como resultado una pérdida de beneficios económicos cercanos a los 1.700 millones de dólares anuales.

No obstante, en Argentina hay algunas iniciativas en marcha que tienen como objetivo comenzar paulatinamente a revertir la situación. Por ejemplo hay un proyecto impulsado por especialistas del Centro de Gestión Ambiental y Ecología de la Universidad Nacional del Nordeste, denominado Recuperación y Reciclado de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Raee) y la Revalorización de los plásticos por medio del cual se convocó a canillitas que perdieron sus fuentes de trabajo a raíz de los cambios que se vivieron en las prácticas de consumo de medios durante la pandemia, a la recolección, separación y tratamiento de los Raee. El desafío es obtener los materiales más importantes de estos dispositivos que ya no son utilizados para luego venderlos en el mercado regional.

Desde el Centro de Gestión Ambiental y Ecología dicen:

“Para lograr una gestión sostenible de los reciclables en la región NEA (Noreste) hemos decidido formar una Cooperativa de Trabajo con el objetivo de reutilizar y reciclar los Raee y los plásticos que hoy no tienen mercado de comercialización en la región del NEA”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Filtros

Telegram Sumate a nuestro canal de Telegram